lunes, 26 de marzo de 2018

Sondra Radvanovsky hace historia en el Liceu bisando 'La mamma morta'


La soprano estadounidense Sondra Radvanovsky que encarna a Maddalena de Coigny en la ópera 'Andrea Chénier' de Giordano que se está representando estos días en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona ha hecho historia en el coliseo al bisar en la función de este sábado 24 de marzo la célebre aria 'La mamma morta' tras una estruendosa ovación del público que premiaba su primera interpretación, algo que parecía prácticamente reservado a las voces masculinas. Entre los asistentes, en una silla de ruedas, se encontraba la madre de la cantante.

La soprano estuvo acompañada por el tenor italiano Antonello Palombi (Chénier); el barítono malagueño Carlos Álvarez (Carlo Gérard); la histórica soprano búlgara Anna Tomowa-Sintow (Madelon); la mezzosoprano rusa Yulia Mennibaeva (Bersi); la mezzosoprano crevillentina (Valencia) Sandra Ferrández (Condesa de Coigny); el bajo-barítono argentino Fernando Radó (Roucher); el barítono leridano Toni Marsol (Pietro Fléville); el bajo-barítono barakaldés Fernando Latorre (Fouquier Tinville); el barítono barcelonés Manel Esteve (Mathieu); el tenor zaragozano Francisco Vas (El increíble); el tenor barcelonés Marc Sala (Abate); el bajo colombiano radicado en España Christian Díaz (Mayordomo / Schmidt) y el tenor David Sánchez (Dumas) con el coro y la orquesta sinfónica del Gran Teatre del Liceu bajo la batuta de Pinchas Steinberg.



El montaje es una producción de David McVicar para la Royal Opera House, Covent Garden (Londres), National Centre for the Performing Arts (Pekín) y San Francisco Opera y se estrenó en Londres el 20 de enero de 2015. La reposición ha sido dirigida escénicamente por Marie Lambert. La escenografía es de Robert Jones y los figurines de Jenny Tiramani. La coreografía es de Andrew George y la iluminación de Adam Silverman.

1 comentario: